Newsflash

Estrenamos nueva sección.

Desde hoy tenemos la Sección de Videos de Magia, esperamos la disfrutes.

 
 
 
 
 

Buscar

Google

Page Rank

Google Page Rank

Powered by  MyPagerank.Net

Yahoo bot last visit powered by MyPagerank.Net

Msn bot last visit powered by MyPagerank.Net

Estadísticas

Usuarios: 10131
Noticias: 284
Enlaces: 6
Visitantes: 6442146
La Posesión de Annelise Michel PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 70
MaloBueno 
escrito por Administrator   
Saturday, 16 de February de 2008

La Posesión de Anneliese Michel 

Anneliese Michel (21 de septiembre *1952 – 1 de julio †1976) fue una mujer católica alemana que se creyó que fue poseída por seis o más demonios.

Nacida en Leiblfing, Baviera, creció en la pequeña localidad de Klingenberg am Main, en esta misma región. Sus padres Josef y Anna, muy religiosos, le dieron una educación profundamente católica.


 
 
 


 

 

Anneliese Michel tenía sueños como todas las niñas de su edad, el suyo era ser maestra. El magisterio reunía muchos de sus sueños en uno: aprender, conocer el mundo, ayudar a los demás por medio de la enseñanza. Y sobre todo estar rodeada de gente, de sus alumnos y de sus compañeros.

En 1968, con 16 años, Anneliese comenzó a padecer extraños ataques y se le diagnosticó epilepsia. Permaneció ingresada en el Hospital Psiquiátrico de Würzburg. Cuando salió, fue capaz de completar sus estudios de bachillerato y matricularse, en 1973, en la Universidad de Würzburg.

Sin embargo, durante todo este tiempo Anneliese aseguró escuchar voces de ultratumba y ver visiones demoníacas que atribuyó a una posesión infernal.

Los médicos que la atendieron no encontraron paliativos ni una explicación satisfactoria a los padecimientos de la joven, comienza un tratamiento de larga duración que no hace nada por mejorar su estado. De hecho Anneliese empeora: se sume en una profunda depresión y los medicamentos, entre ellos varios psicotrópicos, no contribuyen a su cura. Anneliese empieza a tener visiones diabólicas durante sus continuos rezos.

Anneliese empieza a afirmar que está poseída. Las visiones no remiten, sino que empeoran. Tras su tercera crisis e ingreso al hospital se le receta su primer anticonvulsionante. Esta medicación no la mejora de sus ataques, pero sí tiene un efecto secundario: el cerebro pierde sodio, lo que promueve la abstinencia alimenticia.

Tres años de padecimiento y ninguna mejora convencen a Anneliese de que las medicinas convencionales no le hacen efecto alguno. La joven ha explicado a los doctores que varios demonios la obligan a convulsionarse y a realizar actos horrendos. Anneliese quiere ayuda espiritual, y es ella misma quien pide un exorcismo. Le niegan el ritual, y en su lugar los médicos le recetan Periciacina, que eleva el umbral de convulsiones en el sistema nervioso.

Los padres profundamente católicos y al ver que la medicina no ofrecia cura al mal de su hija optaron por pensar que su hija, en efecto, estaba poseida.

En verano de 1973, los padres acudieron a la parroquia local solicitando a los religiosos que su hija fuera sometida a un exorcismo. En principio, todos ellos lo rechazaron, ya que la doctrina de la Iglesia Católica con respecto a estas prácticas es muy estricta. Entre otras cosas, los poseídos, según la Iglesia, deben ser capaces de hablar lenguas que nunca han estudiado, tener fuerza sobrenatural o Sansonismo, y mostrar una gran aversión hacia los símbolos religiosos.

Varios años después, el párroco Ernst Alt, considerado un reputado experto en la materia, creyó probar que Anneliese reunía las condiciones suficientes para considerarse endemoniada, pues Anneliese se negaba a comer, porque los demonios no se lo permitían, exceptuando los insectos, siendo los arácnidos su principal alimento, dormía en el suelo de piedra, en extrañas e imposibles posiciones, rompía crucifijos, destruía cuadros de Jesucristo y lanzaba rosarios deshaciéndose de ellos, se la podía oír gritando por toda la casa durante gran parte del día, y el acto de romperse la ropa y orinar en el suelo se convirtió en el pan de cada día, así que el párroco consiguió el permiso de las autoridades eclesiásticas para realizar un exorcismo.

Después de hacer una verificación exacta de la posesión en septiembre de 1975 el obispo de Wurzburg, Josef Stangl ordenó finalmente llevar a cabo "El Gran Exorcismo" que seria realizado por el propio padre Alt y por el padre Arnold Renz. La base para este ritual está en el "Rituale Romanum", el cual se estableció en el siglo XVII y continúa siendo válido, según el Derecho Canónico.

El exsorcismo se llevó a cabo en sesiones que se prolongaron semanalmente desde septiembre de 1975 hasta julio de 1976.

Durante las sesiones (muchas de ellas documentadas de forma audiovisual), Anneliese manifestó estar poseída por hasta seis demonios diferentes, incluidos Lucifer, Belial, Caín, Judas Iscariote y Nerón. También afirmó estar bajo el poder de los espíritus de Hitler y de un párroco caído en desgracia. El exorcismo se prolongó durante un año y finalmente Anneliese murió a los 23 años. Está registrado que las últimas palabras que la joven dijo a su madre fueron "Madre, tengo miedo" y que la última frase que dirigido a los exorcistas fue "Por favor, pidan la absolución". La autopsia de Anneliese atribuyó el fallecimiento a la desnutrición y deshidratación. Antes de eso, se había destrozado las rodillas en ataques de genuflexión compulsiva.

Este hecho, inspiró los filmes: El Exorcismo de Emily Rose y Requiem (El exorcismo de Micaela).

Los padres y los dos curas que realizaron el exorcismo fueron procesados judicialmente dos años después, en 1978, y hallados culpables de negligencia médica.

En el juicio que comenzó el 30 de Marzo de 1978, El Caso Klingenberg se decidió con base a dos preguntas: ¿qué causó la muerte de Anneliese? y ¿quien fue el responsable?

Los doctores que testificaron en el juicio, le diagnosticaron a Anneliese un severo caso de epilepsia, una enfermedad que le hacía convulsionar y que afectó al cerebro con ataques de aplopegía, además, se discutió sobre posibles desórdenes mentales y psicológicos, lo que explicaría las alucinaciones de rostros y voces demoníacas.

Las pruebas forenses dictaminaron que "Anneliese murió de hambre" especialistas afirmaron que si los acusados hubieran alimentado a la joven a la fuerza por lo menos una semana antes de su muerte, hubiera podido salvarse.

Los exorcistas intentaron probar la presencia de los malignos, poniendo las cintas grabadas y se llegaron a registrar hasta 42 audios en los que se oían extraños diálogos, como el de dos demonios que discutían sobre cual de los dos debería abandonar primero el cuerpo de la chica. Uno de ellos se llamó a si mismo Hitler, y hablaba con acento franco. Hitler nació en Austria. 

Asimismo las grabaciones muestran dos voces distintas pero simultáneas, emitidas a la vez por Anneliese, sin olvidar su dominio de idiomas que, en teoría, desconocía. Con todo, era información accesible para cualquiera que quisiera fingir, pese a ser una imitación perfecta. Esto enlaza con la teoría de la Inducción Doctrinaria presentada por los psiquiatras. Según ellos los curas proporcionaron a la chica los contenidos de su conducta psicótica, y a insinuación produjo que Anneliese aceptase que su conducta era una forma de posesión demoníaca. Los licenciados añadieron que el desarrollo sexual inestable de la joven junto con su diagnóstico de trastorno en el lóbulo frontal agravó su psicosis.

Ninguno de los testigos de los exorcismos dudó jamás sobre la autenticidad de presencias diabólicas incluyendo a su hermana, que declaró que Anneliese no quería que la ingresaran en un hospital mental donde sería sedada y obligada a comer.

En un periodo prolongado de discusión, se dictaminó una sentencia de 6 meses y libertad condicional bajo fianza. El veredicto final fue considerado por muchos demasiado blando, ya que los padres y los exorcistas fueron declarados culpables de homicidio por negligencia y negación de auxilio.

Una comisión de la Conferencia de Obispos Alemania, concluyó que Anneliese Michel no estaba poseída, aun así, los creyentes no dejaron de apoyarla en sus luchas, y fue porque muchos creían que el cuerpo de la chica no encontraría la paz ni con la muerte. Una monja carmelita de Bavaria dijo a Josef y Anna que había tenido una visión del cuerpo de Anneliese, que permanecía incorrupto. Once años y medio después de su entierro, el cuerpo de Anneliese fue exhumado y sometido a otra autopsia. Pese a los rumores contrarios y a la existencia de fotos de la segunda autopsia, nunca reveladas, el cadáver mostraba los signos normales de corrupción. Hay una foto del féretro en la que algunos ven una garra abrazando el ataúd. Hoy, su tumba sigue siendo lugar de peregrinaje para aquellos que piensan que Anneliese fue una valiente luchadora contra fuerzas demoníacas. También hay otra foto de una supuesta aparición de la virgen en los cielos sobre el cementerio donde descansa Anneliese.

En 1999 el cardenal Medina Estévez presentó a periodistas en Ciudad del Vaticano la nueva versión del "Rituale Romanun" que ha sido utilizado por la Iglesia Católica desde 1614. Las actualizaciones llegaron después de mas de 10 años de trabajo en corregirlo y mejorarlo y se llaman "De exorcismis et quibusdam del supplicationibus" o "el exorcismo para el próximo milenio". Llegó 20 años después del fallecimiento de Anneliese Michel.

Sin embargo el caso de Anneliese sigue siendo controvertido ya que si bien muchos atribuyen su muerte a un caso severo de negligencia por parte de sus padres y de los curas, otros afirman que Anneliese Michel murió luchando contra las fuerzas del demonio.

Los padres de Anneliese aseguran haber visto sombras "corriendo" en los pasillos de la casa donde estaba su hija "Cuando nosotros íbamos a ver a Anneliese veíamos sombras en los pasillos, cerca de la habitación de nuestra hija". Días antes de su muerte Anneliese gritaba en su clase asegurando que "Todos los demonios la seguían", esto hacia que hasta sus mejores amigos dejaran de visitarla,excepto su novio. "Ella murmuraba que me alejara de ella, pero nunca la deje sola". En los exorcismos de Anneliese quienes estuvieron presentes afirmaron que las cruces se volteaban hacia abajo misteriosamente y las ventanas se rompían como si alguien aporreara algo en ellas. Enrst Alt les decía a los padres que debían mantener la calma, pues esto comúnmente pasaba en los exorcismos.

Lo cierto es que se juzgó a los padres y a los clerigos, pero lo que no se hizo fue juzgar a los médicos que contribuyeron a hacer más graves los padecimientos de Anneliese la pérdida de sodio en su cerebro fue la verdadera causa de que la joven dejara de comer, el aumento de las convulsiones también fue gracias a los medicamentos que se recetaron irresponsablemente.

También entre los médicos hay muchos charlatanes... 

 

El tiempo de bajada depende de tu velocidad de conexión, ten paciencia, vale la pena.

Las imagenes y el audio son reales, son parte de las pruebas ofrecidas durante el jucio. 

 

 

 
 
 


 
Modificado el ( Sunday, 17 de February de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >
Hosting y Diseño ..:: Tu Espacio Ya ® ::..